taller masculino y femenino la pareja interior
» » » Sexualidad Sagrada

Sexualidad Sagrada

Publicado en: Sagrado Femenino

 

Dentro de cada ser, más allá de su género,  hay un yin-yang una combinación única de los aspectos masculino y femenino formando un todo al nivel de la esencia.

ENERGÍA MASCULINA

Es el aspecto enfocado hacia el exterior, percibe el mundo de forma lineal, secuencial: una cosa detrás de otra; es racional, lógica, y orientada hacia un fin. Es la parte de la Esencia que nos permite separarnos de la Totalidad, para ser un individuo específico, por ello es la encargada de materializar.

ENERGÍA FEMENINA

Es oceánica y lo abarca todo, pues todo lo une y lo abraza. Orientada hacia el interior, percibe el mundo de forma intuitiva, en flashes, sintetiza y siente la experiencia de ser. No diferencia, no individualiza, es receptiva y magnetiza aquello que desea

Las mujeres necesitamos honrar nuestras emociones, sentimientos y sexualidad. Durante miles de años, la energía sexual ha sido denigrada a la vez que utilizada como forma de poder sobre otros. Conocemos el daño que el Patriarcado ha infligido al cuerpo de la mujer y estamos ocupándonos de  devolverle su poder sexual sano, pero no somos tan conscientes de la cantidad de programas mentales que nos impiden vivir una sexualidad bonita con nuestras parejas, con quien elijamos y sobre todo con una misma.

Para la vida, la sexualidad es el acto que la concibe. ¡Así es de grande! En el encuentro de dos puede engendrarse un nuevo ser y eso la hace más poderosa aún. Pues traemos vida a través de ella, y además, podemos disfrutarla aunque no busquemos ser mamás. Además no es exclusiva entre un hombre y una mujer.

La sexualidad, en esencia, está unida al amor y al placer

Es una  experiencia gozosa de encuentro íntimo con el/la otr@, y de encuentro con un@ mism@. Es una fuente de salud que nos revitaliza tanto a nivel físico como emocional. Nos hace sentir la belleza de la vida, pues cuando esta energía recorre nuestro cuerpo, quema la antigua densidad e ilumina nuestro cuerpo y nuestro aura. Nos convertimos en imanes para aquello que deseamos atraer a nuestra vida.

Sin embargo, los modelos que nuestra cultura ofrece a la hora de mostrar esta maravilla, están teñidos de dependencia, celos, traición, drama, superficialidad… No hay más que escuchar con atención las letras de canciones exitosas, de telefilms, telenovelas… Detente un poco a procesarlas.

Muchas de estas canciones suenan una y otra vez, las cantamos, disfrutamos sus melodías pegadizas y sin darnos cuenta entran a formar parte de nuestros programas mentales y tendencias emocionales.

A veces, un pasado de represión nos coloca de pronto en el otro extremo, revelándonos sin encontrar el verdadero centro que es lo que una de verdad siente y piensa, lo que desea hacer.

Pero, ¿por qué es todo tan complicado?

Las mujeres solemos hacernos muchas preguntas. Deseamos conocer el cuerpo femenino, entender cómo funciona. Porque durante mucho tiempo vivimos bajo la presión de sentirnos inadecuadas, de no ser aquello que se esperaba de nosotras o aspirar a la perfección. También queremos entender el cuerpo del hombre, porque es natural querer conocer. Pero sobre todo, queremos dejar atrás bloqueos y traumas, y volver a sentir vibrar cada uno de los poros de nuestra piel, o mejor, cada una de las células de nuestro cuerpo, hasta las que no han nacido todavía 😉

Diversas fuentes de sabiduría ancestral nos acercan una visión energética del mundo y nos hablan de que la energía sexual es en realidad la misma energía vital y creativa que da lugar a que todo exista.

La sexualidad como experiencia mística

Habitualmente, se entiende la sexualidad como una experiencia genital, placentera que conduce hacia el orgasmo, y se ve a este como una culminación, logro, algo a lo que aspirar y con que medir la calidad de la experiencia. Pero la sexualidad abarca todas las partes del cuerpo y el alma cuando la vivimos como una experiencia de comunión con el otro, con un@ mism@ y/o con el Universo. Por algo ha sido desde muy antiguo considerada una vía de misticismo y desarrollo espiritual.

Para poder vivirla de este modo, necesitamos honrar lo que sentimos, honrar la sexualidad misma y abrirnos a descubrir los misterios del alma y el cuerpo.

Diversas tradiciones de sabiduría conocen el entramado de canales de energía que rodean nuestro cuerpo físico, y de otros cuerpos sutiles que nos envuelven como una especie de capas superpuestas de mayor sutilidad.

El mapa más extendido al respecto es el que contempla nuestro cuerpo físico como el más denso y visible, rodeado de una capa de energía de unos centímetros que llamamos: cuerpo etérico (nivel donde trabaja la medicina energética, homeopatía, acupuntura, etc) rodeado por otra capa más extensa y sutil que es el cuerpo emocional a la que sigue el cuerpo mental y más amplia y sutilmente: los cuerpos espirituales.

sexualidad sagrada

CHACKRAS ORIENTADOS AL CIELO

7º Chakra de la Corona

Plano espiritual. ESPÍRITU o ÉTER

Glándula pineal

Conexión con el Universo, trascendencia.

GUÍA INTERIOR

6º Chakra del Tercer Ojo

Plano psíquico. LUZ. Visión, color

Glándulas pituitaria y pineal, ojos.

Intuición, poder psíquico capacidades perceptivas

MADUREZ

5º Chakra de la Garganta

ÉTER. Expresión del Ser

Garganta y aparato fonador, hombros, pulmones

Comunicación a través del sonido, palabra y música

MADRE/PADRE

CENTRO DEL SER

4º Chakra del Corazón

Asiento del Alma. AIRE. Amor y Verdad

Corazón y Pulmones – Timo

Encuentro de polaridades: Unión

JUVENTUD

 

CHAKRAS ORIENTADOS A LA TIERRA

3º Chakra del Plexo Solar

Plano mental. FUEGO. Halo Social, brillo

Hígado y sistema digestivo.

Fuerza en el mundo, personalidad

ADOLESCENTE

2º Chakra Sacro

Plano emocional. AGUA. Proyección del Yo. Creatividad

Riñones, sangre, fluidos corporales

Relaciones, flexibilidad, polaridad

INFANCIA: NIÑA INTERIOR

1º Chakra Raíz

Plano físico. TIERRA. Fusión con la Madre. Conexión con antepasados

Intestinos, huesos y estructura corporal. Programas ADN

Salud, abundancia, vitalidad.

VIENTRE MATERNO Y PRIMEROS MESES

Apuntes básicos sobre anatomía del espíritu

Atravesando las primeras capas, tenemos los chakras o ruedas de energía que se corresponden en el cuerpo físico con las glándulas de secreción interna. Estos chakras, que son el aspecto sutil de las glándulas, son transductores de la energía universal, cada uno en un aspecto de la conciencia del Ser.

De hecho, cada uno de los 7 chakras que recorren nuestro canal central a lo largo de la médula espinal y hasta el entrecejo, tiene una polaridad femenina o masculina.

Aunque hay muchos chakras en el cuerpo humano y muchos más canales de energía que los conectan, aquí nos centraremos en su relación con la experiencia sexual, puesto que la forma en que la energía recorre el cuerpo del hombre es diferente y complementaria a la del cuerpo de la mujer, la sexualidad también se vive distinta. puesto que el hombre entra en la mujer y la mujer recibe al hombre dentro de su cuerpo.

La danza entre Yin y Yang

Las mujeres nos adentramos en el mundo y en la otredad a través del chakra corazón y lo recibimos a través de nuestra matriz. El corazón es el asiento del alma, el centro del Ser, si por alguna razón no desea la entrada del otro, nos lo va a hacer saber de un modo u otro. Puede que nos entreguemos y luego devenga una profunda tristeza, o que una se sienta sucia, drenada de energía.

Las mujeres necesitamos honrarnos a nosotras mismas y a nuestro cuerpo más allá de criterios estéticos, trabajar sentimientos de culpa, vergüenza, inadecuación… Todo lo que afecte a nuestra autoestima y autoconcepto, porque todo esto se entromete en el acto íntimo. Se necesita sanar el vínculo con la madre física para sanar la relación con una misma y poder ser recipientes de lo Sagrado Femenino.

Entonces miremos bien a fondo nuestro Masculino interno, conozcámoslo para transformarlo en una fuerza que nos ame y apoye.

Estos cambios dentro de nosotras y nuestro compromiso con la propia vida, hará que nos coloquemos en el mundo de una forma regia, atrayendo parejas con quienes caminar y crecer juntos o bien favoreciendo cambios en los compañeros que ya tenemos.

El hombre necesita descubrir y desmontar sus patrones patriarcales. Sabemos que el Patriarcado no es algo exclusivamente suyo, que les afecta y les daña al censurar sus sentimientos y emociones. Al hombre se le suele educar para ser el mejor, directamente para el logro, a ser fuerte, decidido… Pero ¿qué pasa con su vulnerabilidad?

Se honra el Arquetipo de Cazador, en su peor versión, la de cazar por demostrar su valía. La presa puede ser igual un animal que una mujer, y así el hombre se siente más hombre cuantas más mujeres están a tiro.

Lo Sagrado Masculino

Por esto, muchas mujeres no confiamos en los hombres, y esto es una grave situación porque aunque no confiemos en ellos, los amamos. En el mejor de los casos, algo se cierra dentro de nosotras, pues anhelamos un «Caballero del Grial.»

Hace mucho, mucho tiempo, cuando los minutos podían doblarse hasta llegar al momento presente, una heroína salió en busca de sí misma. Algunos tramos conducían por senderos serpenteantes, a veces peligrosos, callejones sin salida…

En el camino se dio cuenta de que no viajaba sola, que a cada paso que daba iban surgiendo aliad@s y apoyos. Al más cercano, fiel e íntimo lo llamó: El Caballero del Grial

El Caballero del Grial es una imagen arquetípica de lo masculino que sirve al aspecto sagrado de la vida. Es un aspecto que entrega su fuerza a la misión de preservar el aspecto femenino pues reconoce su grandeza y en ella se regocija. Representa también lo masculino con coraje y corazón, que tanto necesitamos dentro de cada persona.

¿Cómo está tu Caballero del Grial?

 

Con amor,

Gabriella Robles©

Si quieres profundizar en una psicología femenina que integre nuestra espiritualidad, quizá te interese:  Viaje Interior Hacia Ti Misma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.