Lammas: La Recogida de Frutos
» » » Lammas: La Recogida de Frutos

Lammas: La Recogida de Frutos

Publicado en: Sagrado Femenino | 0

Del 1 de agosto hasta el Equinoccio de Otoño (21 de septiembre) es tiempo de Cosecha. En la Rueda del Año Celta también es llamado Lughnasadh. Es tiempo de abundancia, donde la Diosa nos muestra su aspecto de Madre Nutridora. Pues sostiene la vida sobre nuestro planeta, a través de todos los alimentos que nos regala.

La mujer encarna este arquetipo, en los rostros de Ceres, Demeter, Abuntia, Lakshmi o la Abuela Maíz entre otras. En la Tradición de la Diosa de Avalon es conocida por nombres como Madron, la diosa vaca creadora del universo. Para los egipcios era Hathor, la diosa con cabeza de vaca, que diariamente daba a luz al Sol. También era Isis la cual se decía que moraba en la estrella Sirio. También conocida como Ker, se la representa como una mujer sujetando una cornucopia, un cuerno de vaca lleno de fruta, cereales y pan.  Es el tiempo de la recolección de los frutos, de la siega y la vendimia. Después de esta cosecha aún llegará otra más tardía en Mabon.

¿Cómo llamamos a la Abundancia? Dando gracias por todo lo que tenemos

Agradezcamos todo lo recibido hasta ahora, llegan los frutos de todo aquello que plantamos y cultivamos con dedicación y nos toca seguir cuidando. Por ello, estemos atentas a lo que hemos cultivado dentro de cada una de nosotras para que siga nutriendo a una misma y también a las creaciones, hijos y nuevas generaciones.

Si no hemos recibido los frutos que esperábamos toca mirar para adentro, ver si hemos estado atentas a plantar las semillas adecuadas, si tal vez no les dimos el cuidado necesario… ¿en qué momento se interrumpió el proceso? Esta reflexión nos sirve para volver a nuestro centro y decidir de nuevo lo que queremos en nuestra vida. A la vez que podemos dar gracias a la Diosa de que siempre nos impulse a crear lo que es verdadero para nosotras.

volver a casa lammas

COLORES:  El dorado como las espigas maduras

 TALISMANES:  El telar y la naveta con los que teje la red de la vida y del destino

 ANIMALES DE PODER:  Aquellos que llevan cornamenta: ciervos, vacas, cabras…

FLORES:   Amapolas, girasoles

  ÁRBOL:  Fresno

 

CORRESPONDENCIA DE LAMMAS EN LA RUEDA LUNAR 

PASO DE LUNA LLENA A CUARTO MENGUANTE= LUNA GIBOSA

  

 

CORRESPONDENCIA DE LAMMAS EN EL CICLO MENSTRUAL

PASO DE FASE OVULATORIA A PREMENSTRUAL

(unos días después de la ovulación)

FASE DEL CORAZÓN

 Del Plano Emocional al Plano Corporal

Del Fase Expresiva al Fase de Revelación

De la Mente Sensible a la Mente Subconsciente

 

 DEL AGUA A LA TIERRA

 Si en el Solsticio de Verano nos conecta directamente con el Elemento Agua, ahora empezamos a sentir la Tierra. Esto significa que empezar a dejar atrás el sentimiento de fusión con el mar, o con nuestras criaturas y relaciones para enfocarnos un poco más en una misma.

¿Cómo me coloco en relación a los demás? ¿Cómo me relaciono conmigo misma?

Seguimos sensibles y empezamos a conectar con lo que hay bajo la imagen que proyectamos a nuestro alrededor. La capacidad para escuchar a otros se encuentra con la capacidad de oír la propia voz. Por ello también puedes aumentar tu paciencia y el sentimiento de profundas emociones amorosas y de cariño hacia tus seres queridos, pero también con la necesidad de ser valorada y cuidada. Es tiempo de disfrutar de compartirnos cuidándonos en el proceso.

 ARQUETIPOS FEMENINOS

 El cereal es el principal alimento de la dieta humana, el maíz en América, el mijo en África, el arroz en Asia y el trigo en Europa. Desde la antigüedad, cuando los campos se llenan de espigas, las mujeres hacen muñecas con ellas. Encarnamos el arquetipo de Madre Nutricia que alimenta y cuida de sus criaturas. Por ello es un tiempo ideal para dar mayor espacio al autocuidado y la salud, que tienen como base el vínculo con la propia madre y la forma en que ella nos alimentó y cuidó durante los primeros años de nuestra vida.

La abundancia de la naturaleza nos coloca en relación a la gratitud y al buen uso de los recursos; con el intercambio entre el dar y recibir y la búsqueda de equilibrio en nuestra dimensión maternal. De ese equilibrio surge la satisfacción en nuestras relaciones. Sin embargo, puesto que vivimos dentro de una cultura que sobrevalora la visión masculina del mundo, lo que más se valora en una madre, (y en una mujer en general) es su capacidad de entrega, cuando desde una visión más femenina, la cualidad principal de la madre es ser recipiente de vida.

Este matiz que puede parecer poca cosa a simple vista tiene implicaciones profundas que crean grandes desequilibrios en nosotras y en el mundo.

Si creemos que el principal valor a cultivar es la entrega, vamos a tender a la renuncia de ciertas cosas que pueden ser importantes para una misma pero que el entorno no valora, o incluso rechaza. Estar continuamente dando a los demás nos desvitaliza, puesto que nadie puede dar lo que no tiene y muchas veces tiramos de reservas para poder llegar a todo lo que creemos que tenemos que hacer por los demás. Sobre todo cuando somos madres en periodo de crianza de nuestr@s niñ@s, pero también cuando desarrollamos una profesión, trabajo o nos comprometemos en un proyecto.

Volver a Casa, viaje interior a ti misma 3
Goddess Hall en Glatonbury

CUALIDADES DE LA DIOSA

Fertilidad, maternidad, protección, abundancia.

Detrás de ese impulso de dar puede haber una preciosa esencia, que es la de entregar lo mejor de una misma, pero para entregar lo que somos hemos de permitir que los demás también entreguen lo mejor de sí y aquí está la clave.

Cuando no lo hacemos todo nosotras, alguien tendrá que hacerlo. Si damos lo que tenemos, ni más ni menos, permitimos que el otro también de lo que tiene y podemos disfrutar de recibirlo. Es educar en la generosidad no en el sacrificio de la madre por sus hijos.

Dar es acción, es energía masculina.

Recibir es quietud, es energía femenina.

Saber recibir trae el sentimiento de abundancia, somos recipientes llenos de donde otros pueden tomar.

¡Porque el ciclo se renueva!

Aprendamos a recibir para dar

¡En el intercambio nos nutrimos tod@s!

 PALABRAS ASOCIADAS

ABUNDANCIA- GRATITUD- COSECHA-FRUTOS

Todo esto forma parte de la labor que desarrollamos en Volver a Casa: Viaje Interior Hacia Ti Misma. Si quieres conocerlo visita: https://www.gabriellarobles.es/volver-casa-viaje-interior/

Dejar un comentario