La Tienda Roja Luciérnaga

Desde siempre, las mujeres hemos sido portadoras de un saber mágico y maravilloso. No obstante, la historia de dominación y lucha que como colectivo hemos vivido, nos ha cortado de este recuerdo. Vivimos enredadas en múltiples tareas diarias que hacer y desconectadas de la fuente de nuestro verdadero disfrute de la vida: nuestro cuerpo y el misterio que lo habita.

Cada vez somos más mujeres anhelando una vida sencilla, no necesitamos tantas cosas, como los medios de comunicación social pueden hacernos creer, ni nos sentimos identificadas con el modelo de mujer que muestra. Ya no podemos ni queremos trabajar tanto, necesitamos contemplar la naturaleza y sentirnos parte de ella otra vez. Empezar a sentir y compartir con otras mujeres como lo hacíamos antes… dejar de competir para recuperar el arte de la colaboración que es nuestro poder sabio que crea y nutre entre nosotras y para toda la comunidad.

Anita Diamant autora del libro: Red Tent, rescató en los años 90, el recuerdo de aquél tiempo en que las mujeres nos reuníamos en cabañas lunares o tiendas rojas para menstruar y parir juntas, para compartir nuestra antigua sabiduría, secretos, cuidado mutuo… Su historia tocó profundamente el alma femenina que respondió creando de nuevo tiendas rojas para poder volver a reunirnos como antes. Más tarde otras mujeres han sostenido este movimiento impulsándolo con pasión y visión. Una de ellas: DeAnna L’am con su proyecto a nivel mundial: Una Tienda Roja en Cada Barrio al que muchas mujeres inspiradas por el retorno de este espacio de conexión femenina, nos hemos sumado.

Otra iniciativa es la “Tienda Roja Templo” espacio y movimiento fundado por ALisa Starkweather. Su intención era crear un lugar donde las mujeres se reunieran a honrar todas las etapas de la feminidad. Estos espacios son técnicamente templos de tienda roja, pero comparten muchas funciones similares con otras tiendas o carpas rojas. A veces se usan los términos indistintamente.

Una Tienda Roja emula un espacio uterino, de telas rojas y acolchado en lo posible, nos invita a dejar fuera cualquier presión de la vida cotidiana y experimentar el compartir en hermandad con otras mujeres sobre nuestras historias y asuntos relacionados con nuestra experiencia femenina. Queremos que todas las mujeres conozcan el maravilloso tesoro que contiene nuestra menstruación.

Por ello, la sangre femenina, o nuestra lunita, como dicen nuestras hermanas latinas, va a ser protagonista en nuestro compartir.

Es también un espacio sagrado donde una puede ir a meditar, donde pueden surgir revelaciones y experiencias profundas. Dentro del Movimiento de Espiritualidad Femenina brinda elementos de la Diosa y pueden llevarse a cabo ceremonias y ritos de pasaje honrando las distintas etapas de la vida.

Allí  experimentamos una percepción del tiempo diferente, como si entráramos a un tiempo eterno.

Queremos cuidar la energía femenina. Necesitamos recuperar nuestro poder de decisión ante experiencias tan importantes como la forma de parir, de criar… Para luego deleitarnos en la belleza de la sencillez.

La Tienda Roja Luciérnaga,fue iniciada por Gabriella en el Solsticio de Verano de 2015 en Zaragoza, con la plenitud  del momento más luminoso del año y un sentimiento de comunidad, como muchas pequeñas luciérnagas que juntas ofrecen magia y luz en la oscuridad de la noche. Mostrándose a veces como espacio abierto, invitando a participar a todas las mujeres y compartiendo sobre la auténtica feminidad y los misterios del sangrado menstrual. En otras ocasiones Luciérnaga se convierte en espacio de transformación, donde realizar trabajos profundos de sanación guiados por profesionales terapeutas. Dos son los aspectos fundamentales de la sanación femenina: el útero y nuestro linaje ancestral, o experiencias de “nuestras madres”

En una Tienda Roja celebras vivir en un cuerpo femenino,a través del cuidado entre nosotras, expresando tu capacidad creativa a través de la danza y canto, pintar, tejer… y descubrir que perteneces a una gran familia.

Luciérnaga se monta eventualmente con la colaboración de aquellas que sienten el llamado.

Es también un espacio para impulsar la labor de las mujeres que tejen sueños  

¡Anímate a participar en esta experiencia!

Formamos parte de la Red Global de Tiendas Rojas: Una Tienda Roja en Cada Barrio

Formamos parte de la Red Mundial de Tiendas Rojas y el proyecto: “Una Tienda Roja en Cada Barrio”

  Con espíritu nómada, Luciérnaga está dispuesta a viajar para traer de regreso a casa al alma femenina y recibir el abrazo de la Diosa. Estamos en Zaragoza, si deseas que llevemos a Luciérnaga a otra localidad, ponte en contacto con nosotr@s y valoramos posibilidades.